domingo, 25 de junio de 2017

Museo CYDT






La Colección de Arte Cantú Y de Teresa Presente en el Foro de Gestión y Experiencia  en el financiamiento de acerbos en el arte










sábado, 17 de junio de 2017

Museo CYDT


Toyohara Kunichika (japonés:    ; 30 de junio de 1835 - 1 de julio de 1900) 

Era un artista japonés de la impresión del woodblock. Talentoso como un niño, a los trece años se convirtió en un estudiante de la imprenta de Tokio, Utagawa Kunisada. Su profunda apreciación y conocimiento del drama kabuki llevó a su producción principalmente de ukiyo-e actor-impresiones, que son grabados en madera de kabuki actores y escenas de las obras populares de la época.
Un alcohólico y mujeriego, Kunichika también retrató mujeres consideradas hermosas (bijinga), vida social contemporánea, y algunos paisajes y escenas históricas. Él trabajó con éxito en el período de Edo, y llevó esas tradiciones en el período de Meiji. Para sus contemporáneos y ahora para algunos historiadores del arte moderno, esto ha sido visto como un logro significativo durante un período de transición de gran cambio social y político en la historia de Japón.


El artista que se hizo conocido como Toyohara Kunichika nació Oshima Yasohachi el 30 de junio de 1835, en el distrito de Kyobashi, un comerciante y área de artesano de Edo (actual Tokio). Su padre, Oshima Kyuju, era el propietario de un sento (baño público), el Oshuya. Un hombre de familia indiferente, y pobre hombre de negocios, perdió el baño en algún momento en la niñez de Yasohachi. La madre del niño, Arakawa Oyae, era hija de un propietario de una casa de té. En ese momento, los plebeyos de cierta posición social podían pedir permiso para alterar el apellido (myoji gomen). Para distanciarse del fracaso del padre, la familia tomó el apellido de la madre, y el niño se convirtió en Arakawa Yasohachi

Artista en la cúspide de una nueva era
En el momento en que Kunichika comenzó sus estudios serios el período tardío de Edo, una extensión de tradiciones basadas en una sociedad feudal, estaba a punto de terminar. La era "moderna" de Meiji (1868-1912), un tiempo de rápida modernización, industrialización y contacto extenso con Occidente, estaba en marcado contraste con lo que había venido antes.
Los artistas Ukiyo-e habían ilustrado tradicionalmente la vida urbana y la sociedad, especialmente el teatro, para el cual sus impresiones servían a menudo como publicidad. El período Meiji trajo la competencia de las nuevas tecnologías de fotografía y fotograbado, destruyendo efectivamente las carreras de la mayoría. A medida que Kunichika maduró su reputación como maestro del diseño y del drama creció de manera constante. En la clasificación de guías de artistas ukiyo-e su nombre apareció entre los diez primeros en 1865, 1867 y 1885, cuando estaba en octavo, quinto y cuarto lugar, respectivamente. En 1867, un año antes del colapso del Shogunato Tokugawa, recibió una comisión oficial del gobierno para contribuir con diez fotografías a la Exposición Mundial de 1867 en París. Él también tenía una impresión en la exposición colombina 1893 del mundo en Chicago.
Kunichika retrataba a menudo mujeres hermosas (bijinga), pero sus mejores obras se consideraban de busto, medias y tres cuartos de longitud, retratos de gran tamaño o de "cabeza grande" de actores y trípticos que presentaban "pantalla ancha "Vistas de obras de teatro e historias populares.
Aunque los trabajos de la era Meiji de Kunichika permanecieron arraigados en las tradiciones de sus profesores, él hizo un esfuerzo de incorporar referencias a la tecnología moderna. En 1869 hizo una serie conjuntamente con Yoshitoshi, un artista más "moderno" en el sentido de que representaba caras de manera realista. Además, Kunichika experimentó con la perspectiva del punto de fuga "occidental".
La prensa afirmó que el éxito de Kunichika continuó en la era Meiji. En julio de 1874, la revista Shinbun hentai dijo que: "Las grabados en color son una de las especialidades de Tokio, y que Kyosai, Yoshitoshi, Yoshiiku, Kunichika y Ginko son los expertos en esta área". En septiembre de 1874 la misma revista sostuvo que: "Los maestros de Ukiyoe: Yoshiiku, Kunichika y Yoshitoshi, son los artistas Ukiyo-e más populares". En 1890, el libro Tokyo meisho doku annai (Vistas famosas de Tokio), bajo el título de artista del woodblock, dio como ejemplos Kunichika, Kunisada, Yoshiiku, y Yoshitoshi. En noviembre de 1890, un reportero del periódico Yomiuri Shimbun escribió sobre las especializaciones de artistas de la escuela de Utagawa: "Yoshitoshi era el especialista en estampas de guerreros, Kunichika, el artista de bloques de madera conocido por retratos de actores y Chikanobu para damas de corte".

Vida personal
Como un hombre joven, Kunichika tenía una reputación para una voz cantante hermosa y como un bailarín fino. Se sabe que ha utilizado estos talentos en espectáculos burlescos aficionados.
En 1861 Kunichika se casó con su primera esposa, Ohana, y en ese mismo año tuvo una hija, Hana. Se cree que el matrimonio no duró mucho, ya que era un mujeriego. Él engendró a dos niños fuera de matrimonio, una muchacha y un muchacho, con los cuales él no tenía ningún contacto, pero parece haber permanecido firmemente unido a Hana.
Kunichika fue descrito como tener una personalidad abierta, amistosa y sincera. Disfrutaba de la fiesta con las geishas y prostitutas del distrito de Yoshiwara, mientras consumía abundantes cantidades de alcohol. Su mayor pasión, sin embargo, se decía que era el teatro, donde era un backstage regular. Su apariencia decía estar en mal estado. Estaba constantemente endeudado ya menudo pedía prestado dinero a los actores kabuki que representaba con admiración. Un contemporáneo decía de él: "El diseño de la imprenta, el teatro y la bebida eran su vida y para él era suficiente". Un actor contemporáneo, Matsusuke IV, dijo que al visitar a los actores entre bastidores con el fin de esbozarlos, Kunichika no socializaría sino que se concentraría intensamente en su trabajo.
Alrededor de 1897, su hermano mayor abrió la tienda Arakawa Photo, y Kunichika trabajó en la tienda. Debido a que Kunichika tenía aversión tanto por la tienda como por la fotografía, sólo existe una fotografía de él.
En octubre de 1898 Kunichika fue entrevistado para una serie de cuatro artículos sobre él, el niño Meiji-período de Edo, que apareció en el periódico de Tokio Yomiuri Shimbun. En la introducción a la serie, el reportero escribió:

.his casa está situada en el lado (norte) de Higashi Kumagaya-Inari. Aunque su residencia es sólo una casa de vivienda dividida, tiene una puerta elegante, enrejado, una placa de identificación y buzón. En el interior, la entrada ... conduce a una habitación con tatami gastado esteras sobre las que un hibachi largo se ha colocado. El espacio también está adornado con un altar budista. Un escritorio desordenado se alza en la parte trasera de la miserable sala de dos tatami; Es difícil creer que el conocido artista Kunichika vive aquí ... Mirando a su alrededor con una mirada penetrante y acariciando su larga barba blanca, Kunichika habla de la altura de la prosperidad del Edokko ...
Durante la entrevista, Kunichika afirmó haber movido 107 veces, pero parece más probable que se moviera sólo diez veces.
Kunichika murió en su casa en Honjo (un suburbio del este de Edo) el 1 de julio de 1900 a la edad de 65 años, debido a una combinación de mala salud y combates de beber pesado provocado por la muerte a 39 de su hija Hana, Nacimiento a su nieto, Yoshido Ito, algunos meses antes. Fue enterrado en el templo de la secta budista Shingon de Honryuji en Imado, Asakusa. Se cree que su marcador de tumba fue destruido en un terremoto de 1923, pero los miembros de la familia erigieron uno nuevo en 1974. En el viejo Japón, había sido una costumbre común para las personas de alto nivel cultural escribir un poema antes de la muerte. En la tumba de Kunichika, su poema dice:
"Ya que estoy cansado de pintar retratos de gente de este mundo, pintaré retratos del Rey del infierno y de los demonios".

La prensa afirmó el éxito de Kunichika en la era Meiji. En julio de 1874, la revista Shinbun hentai dijo: "Las grabados en color son una de las especialidades de Tokio, y Kyôsai, Yoshitoshi, Yoshiiku, Kunichika y Ginko son los expertos en esta área". En septiembre de 1874, la misma revista sostuvo que: "Los maestros de Ukiyoe: Yoshiiku, Kunichika y Yoshitoshi son los artistas Ukiyo-e más populares". En 1890, el libro Tôkyô meishô doku annai, bajo el título de "artista de woodblock", dio como ejemplos Kunichika, Kunisada, Yoshiiku y Yoshitoshi. En noviembre de 1890, un reportero del periódico Yomiuri Shimbun escribió sobre las especializaciones de los artistas de la Escuela de Utagawa1: "Yoshitoshi era el especialista en estampas de guerreros, Kunichika, el artista de bloques de madera conocido por retratos de actores y Chikanobu para damas de corte".
Los observadores contemporáneos observaron el uso hábil de Kunichika del color en sus impresiones del actor, pero él también fue criticado para sus opciones del color. A diferencia de la mayoría de los artistas de la época, hizo uso de rojos fuertes y morados purples, a menudo como colores de fondo, en lugar de los colores más suaves que se habían utilizado anteriormente. Estos nuevos colores estaban hechos de tintes de anilina
Importados en el período Meiji de Alemania. (Para los japoneses, el color rojo significaba progreso e iluminación en la nueva era del progreso al estilo occidental).
En 1915, Arthur Davison Ficke, abogado de Iowa, poeta e influyente coleccionista de grabados japoneses, y autor de Chats on Japanese Prints, rechazó el trabajo de Kunichika y cincuenta y cuatro artistas como "degenerado".
En octubre de 1898 Kunichika fue entrevistado para una serie de cuatro artículos sobre él, el niño Meiji-período de Edo, que apareció en el periódico de Tokio Yomiuri Shimbun. En la introducción a la serie, el reportero escribió:

... su casa está situada en el lado (norte) de Higashi Kumagaya-Inari. Aunque su residencia es sólo una casa de vivienda dividida, tiene una puerta elegante, enrejado, una placa de identificación y buzón. En el interior, la entrada ... conduce a una habitación con tatami gastado esteras sobre las que un hibachi largo se ha colocado. El espacio también está adornado con un altar budista. Un escritorio desordenado se alza en la parte trasera de la miserable sala de dos tatami; Es difícil creer que el conocido artista Kunichika vive aquí ... Mirando a su alrededor con una mirada penetrante y acariciando su larga barba blanca, Kunichika habla de la altura de la prosperidad del Edokko [una persona nacida y criada en Edo (renombrada Tokio en 1869)
Kunichika murió en su casa en Honjo (un suburbio del este de Edo) el 1 de julio de 1900 a la edad de 65 años, debido a una combinación de mala salud y combates de beber pesado provocado por la muerte de su hija Hana durante el parto en febrero , 1899. Fue enterrado en el templo de la secta budista Shingon de Honryuji en Imado, Asakusa. Se cree que su marcador de tumba fue destruido en un terremoto de 1923, pero los miembros de la familia erigieron uno nuevo en 1974. En el viejo Japón, había sido una costumbre común para las personas de alto nivel cultural escribir un poema antes de la muerte. En la tumba de Kunichika, su poema dice:
Ya que estoy cansado de pintar retratos de personas de este mundo,
Yo pintaré retratos de Enma (el Rey del infierno) y los demonios.

viernes, 26 de mayo de 2017

Museo CYDT

Federico Cantú 1907-1989
Madona y niño


Federico Cantú


Al igual que muchos de los pintores Mexicanos Federico  trabaja con obra grafica y de caballete para la Colección de la Bernard Lewin Gallery , 
Es en 1969 cuando Federico Cantú hace una placa de Grabado con el tema de Madona y niño es Lewin quien le sugiere hacer un tiraje especial para su Galería y con la idea de temas por encargo Cantú dedicada los Lewin un nuevo estudio de logotipos
Esta obra que presentamos como impresión de primer estado es el antecedente de la obra de los Lewin.

Adolfo Cantú
Colección Cantú Y de Teresa

lunes, 15 de mayo de 2017

Museo CYDT


Ciclo de Conferencias: La Conquista, 500 Años
A cargo del Dr. Eduardo Matos Moctezuma

En coordinación con la Universidad de Monterrey.
Entre las primeras exploraciones que los españoles hicieron al nuevo continente, antes de la llegada de Hernán Cortés, destaca el naufragio cerca de Chetumal y la supervivencia de Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero, éste último considerado como el padre el mestizaje, será abordado por uno de los historiadores más reconocidos de México.


La obra mural La Caída de Tenochtitlan  hoy en dia forma parte del rico acerbo del Museo de Historia de Monterrey , si bien la obra fue concebida por Federico Cantú en 1950 para decorar la sala de proyección de la Residencia de Benito Coquet , fue a finales de los 90s cuando una serie de obras monumentales serian retiradas de dicho acerbo , por fortuna “ Caída de Troya y Caída de Tenochtitlan fueron adquiridas por el Gobierno del Estado de Nuevo León .

 

Adolfo Cantú

Colección de Arte Cantú Y de Teresa

viernes, 28 de abril de 2017

Museo CYDT


Federico Cantú 1907-1989
Rapto de Centauro
Entre los centauros, el tercero con una identidad individual es Neso. El episodio mitológico del centauro Neso raptando a Deyanira, la prometida de Heracles



martes, 18 de abril de 2017

Museo CYDT




Llegamos a vivir a la Colonia de Valle en la Ciudad de México despues de vivir unos años en Monterrey . Fue en el otoño de 1958 cuando nos instalamos en esta casa Y donde vivimos durante casi una década para posteriormente ya en 1969
Crecer en la casa Museo de Tlalpan 
 
Y asi luce en 1958 , la decoración quedo a cargo de mis padres y en uno de esos
divanes aparece Mamali , se ve tranquila pues por fin su hijo y sus nietos viven de nuevo en México
 la mesa de centro que es un simple tronco con patas aun llego a la casa de Tlalpan
los cuadros que están expuestos son todos regalos de papa nano

de izquierda a derecha 
retrato de Fede como San Juan , despues retrato de mi nieto como retacitos 
seguido por retrato de mi nieto Paco

retrato de Fede mi hijo y caritas de Fede mi nieto






  La colección también se extiende a prestamos a Museos y se incluye en un buen numero de exposiciones todos los años , además de trabajar en conjunto con la colección de Arte Cantú Y de Teresa , el acerbo MF&E contiene una dotada sección de arte europeo , herrería y jardín botánico.



Bo


Primavera de 2017.

lunes, 17 de abril de 2017

Museo CYDT


Les Années folles commencent en 1920 et se terminent en 1929 avec le début de la Grande Dépression.
À Paris, pendant la Première Guerre mondiale, la population n'a pas perdu l'art de s'amuser. On fit la fête au début pour se moquer de l'ennemi et se donner du courage : il allait prendre une belle raclée qui laverait l'affront de 1870 et ferait oublier la honte de l'affaire Dreyfus pour l'armée française disait-on. On poursuivit la fête ensuite, pour distraire les permissionnaires. Puis, quand trop d'horreurs eurent enlevé aux « poilus » l'envie de rire, la fête continua pour se consoler.
Après la fin du conflit, une génération nouvelle rêve d'un monde nouveau et proclame « Plus jamais ça ! ». On s'empresse de lui proposer de nouvelles griseries sur fond de musique. Venu d'Amérique avec les Alliés, le jazz fait son apparition mais également la danse, la radio et les sports, les industries avec les électroménagers etc, sur fond de très forte croissance économique...
L'utopie positiviste du xixe siècle et son crédo progressiste font place à un individualisme déchaîné et extravagant. André Gide et Marcel Proust donnent le ton littéraire de cette tendance qui s'exacerbe et croît avec le mouvement dada dont Tristan Tzara publie le manifeste. Le surréalisme d'André Breton n'est pas loin. L'Art nouveau foisonnant, fauché par la guerre, cède la place aux épures précieuses de l'Art déco.
Durant les Années folles, Montparnasse et Montmartre sont sans conteste les lieux de Paris les plus célèbres et les plus fréquentés, abritant ses prestigieux cafés tel la Coupole, le Dôme, la Rotonde et la Closerie des Lilas ou les salons comme celui de Gertrude Stein rue de Fleurus.
Montmartre, tout d'abord, constitue l'un des centres majeurs de ces lieux de rencontre entre ces intellectuels. Le quartier présente un aspect de modernité avec l'existence de trompettistes comme Arthur Briggs qui se produit à l'Abbaye. Mais pour l'écrivain américain Henry Miller comme beaucoup d'autres étrangers d'ailleurs, le carrefour Vavin-Raspail-Montparnasse est selon ses propres mots « le nombril du monde ». Il y est d'ailleurs venu écrire sa série des Tropiques.
À Paris, c'est plus précisément la rive gauche de la Seine qui est principalement concernée par les arts et les lettres, et tout cela se confirme durant les années 1920. En témoignent d'ailleurs la forte concentration de créateurs qui se sont installés au sein de la capitale française et qui occupent les places du cabaret Le Bœuf sur le toit ou les grandes brasseries de Montparnasse. Les écrivains américains de la « Génération perdue », à savoir notamment Scott Fitzgerald, Henry Miller et Ernest Hemingway, y côtoient les exilés qui ont fui les dictatures méditerranéennes et balkaniques. Il y a enfin les peintres qui forment ce que l'on appellera par la suite « l'École de Paris »