viernes, 20 de mayo de 2016

Museo CYDT


Federico Cantú


Dedicaría mas de tres décadas de producción monumental para el IMSS

A lo largo y lo ancho de nuestra nación podemos admirar un sinnúmero de obras monumentales que surgen en torno a la Madona IMSS
En estos anteproyectos podemos reconocer el oficio de artista consagrado
En donde explora las diferentes versiones y posiciones que dará a la obra
Para dotarla de carácter meramente nacionalista

Federico es hoy por hoy uno de los grandes del arte monumental dentro del Universo artístico del pasado Siglo XX


Textos Adolfo Cantú
Colección Cantú Y de Teresa
Copyright © 1989-2016
FCG Copyright ©


BoArt©

sábado, 14 de mayo de 2016

Museo CYDT


Un bestiario o bestiario medieval, palabra que proviene del 
Latín bestiarum, es un compendio de bestias. Se hicieron muy populares durante la Edad Media en forma de volúmenes ilustrados que describían animales, plantas o motivos orgánicos de la naturaleza. 
La Historia natural y la ilustración de cada una de estas bestias se solía acompañar con una lección moral, reflejando la creencia de que el mundo era literalmente la creación de Dios, y que por tanto cada ser vivo tenía su función en él. Por ejemplo, el pelicano, del que se creía que se abría su propio pecho para dar vida a sus polluelos con su propia sangre, era, a través de su sacrificio, una viva representación de Jesucristo . El bestiario, por tanto, es también una referencia al lenguaje simbólico de los animales en la literatura y el arte cristiano de occidente .
Ya en la Escuela de Paris en el pasado siglo XX  el legendario Bestiario  de Guillaume Apollinaire  surge como un verdadero legado poético donde se incluyen finas estampas de Roul Dufy.
La idea de Le Bestiaire, ou Cortège d’Orphée surge de Apollinaire
Recientemente narrada en la publicación titulada 
Picasso/Apollinaire    Correspondencia
Documentación donde queda explicito el interés de Apollinaire en torno a la solicitud que le hiciera reiteradamente a Pablo Picasso para ilustrar cada uno de sus poemas , la impuntualidad de Pablo para trabajar en forma en dicho proyecto llevara a el Poeta a solicitar esta obra a otro gran artista .



Hoy el Salón de la Plástica retoma esta temática con la exposición titulada  “Bestiario “ donde se incluyen obras de diferentes artistas.
Para la Colección Cantú Y de Teresa es un gran honor el poder colaborar con tres obras de nuestra colección .

Zoológico de Paris 1925- Belsbok y Antílope – 
Decía Cantú , “Durante la época que viví en Paris 

Fue el escultor Español Mateo Hernández quien me invito por primera vez a pintar a el Zoológico de Paris”:  Esos años que vivieron en Paris fueron de gran esplendor, donde poetas , pintores , escultores compartían lo nuevo y lo viejo.
Pero además no había diferencia entre sus gremios  Los poetas pintaban y los pintores escribían al igual que los escultores eran escenógrafos .

Escarabajo- A finales de los años 40 Cantú realiza una serie de obras monumentales en diferentes residencias de la republica , entre ellas se encuentra la obra mural por encargo de Tomas R Yglesias  , acompañando estos de iconografía pastoril , Federico Cantú decide crear unos medallones labrados que se incorporan a una serie de puertas que enmarcan la obra mural , de estos relieves en madera

Se desprende esta sanguina que narra el habita del escarabajo.




finalmente
Sirena, buril placa de cobre impreso en lino de Federico Cantú
Este tema recurrente en Cantú aborda el tema del canto de las Sirenas
Narrado el la epopeya del Retorno de Ulises .  porque recordemos que Cantú se embarco en una travesía Troyana  que duraría tres décadas , pero que para bien, formaría en el, todo el carácter y el temple que se requiere para ser todo un Maestro: Sus largas charlas de Café en el Paris de Montparnasse junto con Renato Leduc, Alfonso Reyes , José Moreno Villa , Cesar Vallejo, Antonin Artaud , André Breton, poco a poco ilustrarían gran parte de su obra. Muchos años despues y mas como un examen de conciencia Federico Cantú despedía la década de los 70s .



miércoles, 11 de mayo de 2016

Museo CYDT

Fue Chucho Guerrero Galván quien presentara a Cantú a Margot Nieto
o Margot Guirette ,  en ese mismo año de 1950 ambos artistas desarrollan dos poderosas obras de caballete y por supuesto con una concepción muy diferente

En el retrato de Galván , Margot se encuentra representada como una mujer recatada , madre de familia  tranquila simplemente posando, para Cantú la diva se trasforma en Susana con todas esas connotaciones que tiene el pasaje bíblico , quizá y porque no Cantú esta predestinado el sentido que ambos darán a una relación extramarital que se prolongara por años .

Sin duda cada pintor ve lo que puede o quiere ver en sus modelos y que mejor ejemplo que estas dos obras.

Hace no mucho tiempo la Casa de Subastas Morton presento a subasta la obra que dedicara Galván , por nuestra parte Susana y los Viejos ( dedicada a la figura de Margot ) ha sido presentada en un sinnúmero de museos alrededor del mundo desde hace ya mas de seis décadas  hoy en dia 






Artist:
Jesús Guerrero Galván (Mexican, 1910–1973)
Title:
Retrato de Margot Nieto , 1950
Medium:
oil on canvas
Size:
86.5 x 66 cm. (34.1 x 26 in.)

Colección particular










Artist:
Federico Cantú (Mexican, 1907–1989)
Title:
Susana y los viejos , 1950
Medium:
oil on canvas
Size:

140.5 x 77 cm.




Colección Cantú Y de Teresa

martes, 10 de mayo de 2016

Museo CYDT

Cantú, Mural, 1960, Los Angeles County Museum of Art, the Bernard and Edith Lewin Collection of Mexican Art, © Estate of Federico Cantú
A Mexican Mural Study by Federico Cantú

Rachel KaplanWallis Annenberg Curatorial Fellow
Latin American art



Rachel Kaplan, Wallis Annenberg Curatorial Fellow
Latin American art


In 1928, the Mexican artist Federico Cantú (1907–1989) arrived in Los Angeles. Cantú had previously attended the Open Air School of Painting in Coyoacán, Mexico City, directed by Alfredo Ramos Martínez (1871–1946) (who also spent time in Los Angeles), assisted Diego Rivera (1886–1957) on his murals at the Ministry of Public Education in Mexico City, and studied sculpture in Paris with the Spanish artist José de Creeft (1884–1982). In February 1930, James Tarbotton Armstrong, curator of the University of Southern California Museum, arranged Cantú’s first exhibition of drawings and paintings at the Los Angeles Museum of History, Science and Art in Exposition Park—LACMA’s parent institution. Though Cantú soon left for New York and Paris, and finally a return to Mexico, over the years he continued to visit Los Angeles, exhibiting his work at the Stendahl Galleries (late 1930s and early 1940s) and Lorser Feitelson’s Gallery of Mid-20th-Century Art (1948). 

When Cantú returned to Mexico, he primarily devoted himself to painting neoclassical and religious scenes. In the 1950s, he began painting murals in private homes in Mexico City, which soon led to a number of public commissions. In several of these murals, Cantú explored pre-Columbian themes, absent from his earlier work, a good example of which is Enseñanzas de Quetzalcóatl (Quetzalcóatl’s Teachings), painted for the home of Benito Coquet (1913–1993).